¿Puede el estreñimiento ser la causa de mi dolor de espalda?

Una de las causas más comunes de dolor de espalda es el estreñimiento. Sí, el estreñimiento crónico puede causar dolor de espalda.

Está ampliamente demostrada la relación que tienen las diferentes partes de nuestro organismo entre sí, nuestro sistema digestivo está íntimamente relacionado mediante vías nerviosas parasimpáticas con nuestro sistema músculo-esquelético, por lo tanto, muchos de nuestros problemas viscerales, así como emocionales, repercuten en nuestros músculos, articulaciones y tendones. Es por ello que manteniendo nuestro sistema digestivo y visceral sano tenemos muchas menos posibilidades de tener otro tipo de afectaciones y lesiones en nuestro sistema músculo- esquelético.

ciatica2-300x300De acuerdo con la investigación, el dolor de espalda y el estreñimiento están asociados. La retención fecal afecta a los músculos y los nervios en el área contigua y, por tanto, provoca dolor de espalda, que puede extenderse también hacia otras partes del cuerpo, produciendo dolor en el pecho, en las piernas o dolor abdominal. El estreñimiento también puede causar  dolor en la vejiga, ya que también se ejerce presión sobre esta.

El estreñimiento crónico puede provocar heces impactadas en el recto y esto genera presión sobre los nervios pélvicos.

El estreñimiento crónico está a menudo acompañado de dolor en la zona lumbar, más frecuentemente en el lado izquierdo. Esto puede afectar al resto del cuerpo mediante la producción de dolor en áreas relacionadas, como son el dolor en la pierna izquierda y dolor de cadera.

Terapias adecuadas para el estreñimiento

Desde la fisioterapia y la osteopatía, se puede mejorar el funcionamiento intestinal, eliminar el dolor y mejorar el bienestar con técnicas como la liberación miofascial.

osteopatia-2En el estreñimiento, es muy importante normalizar los movimientos naturales intestinales, que en estos casos están alterados siendo más lentos de lo normal. La estimulación de los movimientos peristálticos intestinales con Osteopatía Visceral contribuye a que se resuelva el trastorno .

Fitoterapia para la lumbalgia y el estreñimiento

  • Plantas antiinflamatorias: Harpagofito, ulmaria y corteza de sauce.
  • Plantas remineralizantes: la Cola de Caballo, la Ortiga o la Alfalfa son ricas en minerales como sílice.
  • Plantas digestivas: Poleo, Menta, María Luisa y Anís verde son ideales para eliminar los gases y favorecer una mejor digestión. El regaliz, el jengibre, el diente de león, la raíz de lengua de vaca y la bardana son eficaces contra el estreñimiento
  • Plantas relajantes: la Melisa y la Lavanda nos pueden ayudar a reducir la tensión nerviosa.
  • Semillas de lino. Tienen una elevada cantidad de fibra dietética, además de otras sustancias que estimulan el movimiento intestinal. La mejor forma de tomarlas es dejando dos o tres cucharadas de semillas en maceración con agua durante la noche. A la mañana siguiente, se deberá tomar las semillas pero también el agua en la que han estado en reposo.
  • Tisanas colagogas (para aumentar la bilis del intestino): alcachofera, boldo, fumaria.
  • El café puede ser un buen laxante si se toma de forma eventual; en cambio, bebido de manera rutinaria impide que el intestino siga sus ritmos naturales.

 

Fuentes: