Limpieza hepática tras los excesos del verano

El hígado “es un sufridor en silencio de nuestros excesos”. En la medicina oriental, es de crucial importancia ya que cumple una larga lista de funciones del cuerpo. Entre ellas la importante labor de filtrar alrededor de un litro de sangre por minuto (si funciona en condiciones óptimas), la depuración de hormonas, de sustancias químicas, gérmenes, toxinas, etc.


Síntomas de un hígado “congestionado”

Malas digestiones, gases, inflamación del vientre, dolor de cabeza, mareos, fatiga, incapacidad para concentrarse, erupciones cutáneas, mal aliento matutino, alergias, etc. son algunos de los principales síntomas de un hígado congestionado por nuestros excesos alimenticios veraniegos; por supuesto, sin olvidar la influencia que tiene sobre nuestro hígado el estrés emocional. 

Por otra parte, este hígado congestionado del que hablamos, también puede ocasionar problemas músculo esqueléticos, como dolores de espalda (interescapular derecha), cefaleas o patología de hombro derecho. 


Algunas recomendaciones 

Hay muchas formas de cuidar al hígado y mantenerlo a pleno rendimiento de forma natural. Desde Fisioclinic te animamos a seguir algunas sencillas recomendaciones:

  • Una dieta baja en grasa y en productos de procedencia animal.
  • Consumo moderado de alcohol.
  • Consumo escaso de productos refinados (azúcares, harinas y pastas de trigo).
  • Reducir el consumo de café y otros excitantes como chocolate y teína.
  • Reducir al mínimo necesario el consumo de medicamentos.
  • Suprimir en la medida de lo posible el consumo de lácteos.
  • Descanso adecuado y una buena gestión del estrés.
  • Hacer ejercicio físico.

Además de lo anterior, el equipo de Fisioclinic te propone ayudarte de los beneficios de la fitoterapia. 

Algunas hierbas poderosas para descongestionar tu hígado 

  • Fumaria. Estimula el hígado e incrementa la producción y excreción de bilis, favoreciendo una mejor digestión de las grasas y la eliminación de sustancias tóxicas del organismo. Es la planta indicada por excelencia en las dietas de limpieza hepática.
  • Boldo. Fluidifica y depura la bilis. Ayuda a combatir el insomnio, que es uno de los síntomas de la congestión hepática.
  • Diente de león. Importante depurativo tanto del hígado como del sistema digestivo. Aumenta la secreción biliar. Con propiedades antiinflamatorias, laxantes y reparadoras.
  • Cardo mariano. Desintoxica, protege y reduce inflamaciones del hígado y versícula biliar.

Puedes encontrar todos estos productos en forma de comprimidos, pero te recomendamos tomarlos en forma de infusión para que las hierbas mantengan todas sus propiedades.

No se recomienda tomar las infusiones durante las comidas, así que una forma cómoda que te proponemos en hacerlo del siguiente modo: 

  1. Mezcla estas hierbas en un envase de cristal.
  2. Hierve un litro y medio de agua.
  3. Por una cuchara sopera del preparado de hierbas a infusionar en el agua cuando deje de hervir (aproximadamente un minuto despeja de haber hervido).
  4. Deja reposar unos minutos (no más de cinco para no incrementar el amargor de las hierbas).
  5. Vierte el contenido en una botella, a poder ser de cristal, y consúmelo a lo largo del día. 

Ten en cuenta que las hierbas de depuración hepática se caracterizan por su sabor amargo pero es importante que no lo camufles con ningún edulcorante para mantener sus propiedades, en unos días de acostumbraras al sabor. Sus beneficios merecen la pena.

Si tienes cualquier duda consulta con el equipo de profesionales de Fisioclinic. 

Anuncios

¿Puede el estreñimiento ser la causa de mi dolor de espalda?

Una de las causas más comunes de dolor de espalda es el estreñimiento. Sí, el estreñimiento crónico puede causar dolor de espalda.

Está ampliamente demostrada la relación que tienen las diferentes partes de nuestro organismo entre sí, nuestro sistema digestivo está íntimamente relacionado mediante vías nerviosas parasimpáticas con nuestro sistema músculo-esquelético, por lo tanto, muchos de nuestros problemas viscerales, así como emocionales, repercuten en nuestros músculos, articulaciones y tendones. Es por ello que manteniendo nuestro sistema digestivo y visceral sano tenemos muchas menos posibilidades de tener otro tipo de afectaciones y lesiones en nuestro sistema músculo- esquelético.

ciatica2-300x300De acuerdo con la investigación, el dolor de espalda y el estreñimiento están asociados. La retención fecal afecta a los músculos y los nervios en el área contigua y, por tanto, provoca dolor de espalda, que puede extenderse también hacia otras partes del cuerpo, produciendo dolor en el pecho, en las piernas o dolor abdominal. El estreñimiento también puede causar  dolor en la vejiga, ya que también se ejerce presión sobre esta.

El estreñimiento crónico puede provocar heces impactadas en el recto y esto genera presión sobre los nervios pélvicos.

El estreñimiento crónico está a menudo acompañado de dolor en la zona lumbar, más frecuentemente en el lado izquierdo. Esto puede afectar al resto del cuerpo mediante la producción de dolor en áreas relacionadas, como son el dolor en la pierna izquierda y dolor de cadera.

Terapias adecuadas para el estreñimiento

Desde la fisioterapia y la osteopatía, se puede mejorar el funcionamiento intestinal, eliminar el dolor y mejorar el bienestar con técnicas como la liberación miofascial.

osteopatia-2En el estreñimiento, es muy importante normalizar los movimientos naturales intestinales, que en estos casos están alterados siendo más lentos de lo normal. La estimulación de los movimientos peristálticos intestinales con Osteopatía Visceral contribuye a que se resuelva el trastorno .

Fitoterapia para la lumbalgia y el estreñimiento

  • Plantas antiinflamatorias: Harpagofito, ulmaria y corteza de sauce.
  • Plantas remineralizantes: la Cola de Caballo, la Ortiga o la Alfalfa son ricas en minerales como sílice.
  • Plantas digestivas: Poleo, Menta, María Luisa y Anís verde son ideales para eliminar los gases y favorecer una mejor digestión. El regaliz, el jengibre, el diente de león, la raíz de lengua de vaca y la bardana son eficaces contra el estreñimiento
  • Plantas relajantes: la Melisa y la Lavanda nos pueden ayudar a reducir la tensión nerviosa.
  • Semillas de lino. Tienen una elevada cantidad de fibra dietética, además de otras sustancias que estimulan el movimiento intestinal. La mejor forma de tomarlas es dejando dos o tres cucharadas de semillas en maceración con agua durante la noche. A la mañana siguiente, se deberá tomar las semillas pero también el agua en la que han estado en reposo.
  • Tisanas colagogas (para aumentar la bilis del intestino): alcachofera, boldo, fumaria.
  • El café puede ser un buen laxante si se toma de forma eventual; en cambio, bebido de manera rutinaria impide que el intestino siga sus ritmos naturales.

 

Fuentes: