Limpieza hepática tras los excesos del verano

El hígado “es un sufridor en silencio de nuestros excesos”. En la medicina oriental, es de crucial importancia ya que cumple una larga lista de funciones del cuerpo. Entre ellas la importante labor de filtrar alrededor de un litro de sangre por minuto (si funciona en condiciones óptimas), la depuración de hormonas, de sustancias químicas, gérmenes, toxinas, etc.


Síntomas de un hígado “congestionado”

Malas digestiones, gases, inflamación del vientre, dolor de cabeza, mareos, fatiga, incapacidad para concentrarse, erupciones cutáneas, mal aliento matutino, alergias, etc. son algunos de los principales síntomas de un hígado congestionado por nuestros excesos alimenticios veraniegos; por supuesto, sin olvidar la influencia que tiene sobre nuestro hígado el estrés emocional. 

Por otra parte, este hígado congestionado del que hablamos, también puede ocasionar problemas músculo esqueléticos, como dolores de espalda (interescapular derecha), cefaleas o patología de hombro derecho. 


Algunas recomendaciones 

Hay muchas formas de cuidar al hígado y mantenerlo a pleno rendimiento de forma natural. Desde Fisioclinic te animamos a seguir algunas sencillas recomendaciones:

  • Una dieta baja en grasa y en productos de procedencia animal.
  • Consumo moderado de alcohol.
  • Consumo escaso de productos refinados (azúcares, harinas y pastas de trigo).
  • Reducir el consumo de café y otros excitantes como chocolate y teína.
  • Reducir al mínimo necesario el consumo de medicamentos.
  • Suprimir en la medida de lo posible el consumo de lácteos.
  • Descanso adecuado y una buena gestión del estrés.
  • Hacer ejercicio físico.

Además de lo anterior, el equipo de Fisioclinic te propone ayudarte de los beneficios de la fitoterapia. 

Algunas hierbas poderosas para descongestionar tu hígado 

  • Fumaria. Estimula el hígado e incrementa la producción y excreción de bilis, favoreciendo una mejor digestión de las grasas y la eliminación de sustancias tóxicas del organismo. Es la planta indicada por excelencia en las dietas de limpieza hepática.
  • Boldo. Fluidifica y depura la bilis. Ayuda a combatir el insomnio, que es uno de los síntomas de la congestión hepática.
  • Diente de león. Importante depurativo tanto del hígado como del sistema digestivo. Aumenta la secreción biliar. Con propiedades antiinflamatorias, laxantes y reparadoras.
  • Cardo mariano. Desintoxica, protege y reduce inflamaciones del hígado y versícula biliar.

Puedes encontrar todos estos productos en forma de comprimidos, pero te recomendamos tomarlos en forma de infusión para que las hierbas mantengan todas sus propiedades.

No se recomienda tomar las infusiones durante las comidas, así que una forma cómoda que te proponemos en hacerlo del siguiente modo: 

  1. Mezcla estas hierbas en un envase de cristal.
  2. Hierve un litro y medio de agua.
  3. Por una cuchara sopera del preparado de hierbas a infusionar en el agua cuando deje de hervir (aproximadamente un minuto despeja de haber hervido).
  4. Deja reposar unos minutos (no más de cinco para no incrementar el amargor de las hierbas).
  5. Vierte el contenido en una botella, a poder ser de cristal, y consúmelo a lo largo del día. 

Ten en cuenta que las hierbas de depuración hepática se caracterizan por su sabor amargo pero es importante que no lo camufles con ningún edulcorante para mantener sus propiedades, en unos días de acostumbraras al sabor. Sus beneficios merecen la pena.

Si tienes cualquier duda consulta con el equipo de profesionales de Fisioclinic. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s